Sube 1,4 grados la temperatura y hay más alergias: así afecta el cambio climático a Castilla-La Mancha

La temperatura media de Castilla-La Mancha ha aumentado de 1,4 grados en los últimos 36 años, aunque hay provincias como Cuenca donde este dato se dispara a los casi dos grados más de media. También los veranos son más largos con una media de 7 días cada década. Así está afectando el cambio climático a Castilla-La Mancha.

Son los datos más relevantes del informe sobre los ‘Efectos constatados y percepción del cambio climático en el medio rural’ de la región que analiza series históricas de datos climáticos desde 1981 hasta 2016 obtenidos de las seis estaciones meteorológicas que hay ubicadas en la Comunidad Autónoma que ha presentado la consejería de Agricultura y que ha coordinador nuestro compañero de El Tiempo CMM, Jonathán Gómez Cantero.

Un cambio climático que tiene consecuencias en el ámbito rural: el viñedo es el cultivo más afectado, suben las alergias y al haber menos agua se propagan con más rapidez las enfermedades entre los aves. También los bosques están más “estresados” climáticamente.

Subida de temperaturas por provincias

Este estudio refleja que el cambio climático ha provocado que la temperatura media de Albacete se haya incrementando 1,55 grados, la de Ciudad Real 1,3 grados, la de Cuenca 1,89 grados y la de Guadalajara y Toledo, 1,26 grados.

Así afecta el cambio climático a Castilla-La Mancha

El aumento de alergias debido a pólenes “mas agresivos” son algunos efectos del cambio climático en el medio rural castellanomanchego.

El trabajo concluye con la estrategia de cambio climático con el horizonte 2030 que en el mes de octubre aprobará el Consejo de Gobierno y afronta el cambio climático desde distintas perspectivas, como los recursos hídricos, el medio natural, las cuestiones climáticas y socioeconómicas, la salud humana y animal o la percepción que tiene la sociedad castellanomanchega del cambio climático.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha presentado el informe sobre los efectos constatados y la percepción del cambio climático en la comunidad autónoma, en el que han participado 70 autores.

El coordinador del informe, el climatólogo Jonathan Gómez-Cantero y uno de los presentadores del tiempo en CMM, ha analizado algunos de los datos más relevantes del estudio y ha afirmado que “ninguna comunidad autónoma tiene un impacto de efectos constatados de cambio climático” como el elaborado por la Viceconsejería de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha y, en concreto, la Oficina del Cambio Climático.

Afecta al trasvase Tajo-Segura

El estudio apunta que “un factor relevante que agrava la situación que padece el río se encuentra en la puesta en funcionamiento en 1978 del trasvase Tajo-Segura, el cual ha ido aumentando sus demandas año tras año a causa de las presiones por los aumentos de regadíos en el levante, causando una presión insostenible para el buen mantenimiento del río, sus recursos y su calidad ambiental, ya muy asediado por el uso de la propia cuenca y las más desfavorables condiciones climáticas”.

Un aspecto esperanzador del informe atañe a los humedales: dos terceras partes desaparecieron en el siglo XX, lo que supuso aumentar un 6 por ciento la emisión de gases de efecto invernadero; pero estos humedales se han recuperado y esto ha permitido absorber CO2 y “mitigar” el efecto invernadero.

Los ciudadanos de Castilla-La Mancha saben que existe un problema con el cambio climático, pero hay que seguir insistiendo en la concienciación, algo que atañe a expertos, administraciones públicas o medios de comunicación social, entre otros.

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad