Año judicial | Lesmes anuncia medidas extraordinarias si no se renueva el CGPJ

Elena Garcia Fermosel

El Salón de Plenos del Tribunal Supremo ha recibido este miércoles al Rey Felipe VI y al presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, para la apertura del año judicial 2022-2023, la cuarta consecutiva que se celebra con el órgano de gobierno de los jueces en funciones y, en esta ocasión, marcada por las negociaciones para consensuar los nombres de los dos magistrados que el Consejo debe designar al Tribunal Constitucional.

El nuevo fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz, ha dado positivo en Covid-19 y no podrá presentar este miércoles la Memoria Anual correspondiente a la actividad de la Fiscalía en 2021 en el acto de Apertura del Año Judicial.

Como en los últimos cuatro años, Lesmes repetirá ante la imposibilidad de los grupos parlamentarios de llegar a un acuerdo para renovar el CGPJ, que se encuentra con el mandato caducado desde finales de 2018. Se prevé que, como ha hecho en discursos anteriores, el presidente del Consejo ponga de relieve la situación de interinidad.

El presidente del Poder Judicial, Carlos Lesmes, ha urgido al presidente el Gobierno, Pedro Sánchez, y al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, a que renueven el CGPJ "en las próximas semanas" o le devuelvan todas sus competencias, para evitar así la adopción de "otro tipo de decisiones que ni queremos ni nos gustan".

Lesmes ha descartado de plano la posibilidad de una renuncia colectiva de los vocales, pues "tal comportamiento sería irresponsable" pero, en cambio, ha dicho que "la renuncia individual puede resultar admisible".

"Solicito pública y solemnemente al Presidente del Gobierno de España y al Jefe de la Oposición, máximos responsables de los partidos políticos con mayor representación parlamentaria, que se reúnan con urgencia y lleguen a un acuerdo que ponga solución definitiva a esta situación insostenible que acabo de describir, de manera que el Consejo General del Poder Judicial sea renovado en las próximas semanas o, de no serlo, sea restituido en la plenitud de sus competencias", ha dicho

La Fiscalía pide proteger a las víctimas

La Fiscalía General del Estado se ha comprometido a ofrecer a las víctimas de violencia machista, delitos de odio y trata herramientas para facilitar su testimonio "imprescindible" en cualquier fase del procedimiento, para evitar incomparecencias o la revictimización en el juicio.

"No son las víctimas las que se tienen que adaptar al proceso o a la Justicia: somos nosotros quienes debemos adaptarnos a ellas y a sus necesidades", ha dicho la teniente fiscal del Supremo, María Ángeles Sánchez Conde, durante el discurso en el acto de apertura del año judicial en el que ha sustituido al fiscal general, Álvaro García Ortiz, tras su positivo por covid.

La Fiscalía considera que "su testimonio -en muchas ocasiones imprescindible para la persecución del delito- no debe significar una carga, un elemento violento o desgarrador", por lo que se compromete a "explorar todos los aspectos posibles de protección para proporcionar a los fiscales una herramienta jurídica integral" poniendo a la institución al servicio del legislador para tal fin.

Sin acuerdo para la renovación del poder judicial

Otros 365 días han pasado y los partidos aún no han alcanzado un acuerdo que permita renovar el CGPJ. En el camino, las asociaciones de jueces elevaron la situación ante el comisario europeo de Justicia; la vicepresidenta de la Comisión Europea responsable del Estado de Derecho visitó España, urgió a la renovación e instó a estudiar el sistema de nombramiento de los vocales del Consejo para que se ajuste a los estándares europeos; y el PP cambió de liderazgo. Los nombramientos de los nuevos vocales, sin embargo, siguen sin llegar.

Esta misma semana, en el marco de la toma de posesión del fiscal general, Lesmes ha asegurado que no alberga "ninguna esperanza" de que se renueve el Consejo y ha avanzado que su discurso de apertura de este año estará "muy centrado" en la "lamentable" situación de bloqueo que atraviesa el CGPJ y que afecta a tribunales como el Supremo, que se enfrenta a jubilaciones y salidas sin la posibilidad reponer las plazas por la imposibilidad del Consejo de efectuar los nombramientos.

A su juicio, los responsables son los encargados de dicha renovación, es decir, el Congreso y el Senado y, por ende, los grupos parlamentarios allí representados que tienen capacidad para hacerlo.

Al hilo, ha señalado también al Gobierno, por la "desoladora" situación de la Justicia y, en concreto, del Supremo, por la reforma que hizo hace un año para impedir que un CGPJ en funciones --como el actual-- pudiera hacer nombramientos discrecionales en la cúpula judicial.

Renovación del Tribunal Constitucional

Ahora, a la polémica de un Consejo caducado se suma el mandato expirado de cuatro de los 12 magistrados del Tribunal Constitucional (TC), que corresponde renovar a partes iguales --con dos cada uno-- al Gobierno y al órgano de gobierno de los jueces.

Este año, la inauguración del curso judicial tendrá lugar un día antes de que el CGPJ celebre el Pleno extraordinario que se convocó para pactar el nombre de los dos magistrados al Constitucional que le corresponde designar.

Lesmes ha advertido de que, si bien lo ideal es que en ese mismo cónclave se llegue a un acuerdo --algo a lo que ha exhortado a los vocales--, no puede garantizar que así sea, dado que los dos candidatos al TC deben recabar al menos 12 votos favorables de los 19 en juego. Aún así, ha recordado la "institucionalidad" del Consejo y ha descartado cualquier intento de boicot a los nombramientos.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?