MEDIDA ANTICRISIS

El Gobierno pone límite al alza de once peajes de pago

Se trata de las autopistas: AP-51, AP-61, AP-53, AP-66, AP-7 Alicante-Cartagena, AP-7 Málaga-Guadiaro, AP-68 y AP-71, AP-9, AP-6 y AP-46

Los peajes en CyL oscilan entre los 13,15 euros de la AP-66 y 0,90 de la AP-51, con un media de 0,13 euros el kilómetro

(Foto de ARCHIVO)
30/6/2018

Imagen de peaje en Asturias Europa Press

Susana Palomo Gómez

El Gobierno ha aprobado limitar al 4% el alza de los peajes en once autopistas de pago en 2023, ninguno en Castilla-La Mancha. 

La medida pretende mitigar el aumento de las tarifas del 8,4% por la evolución del Índice de Precios al Consumo (IPC) y el efecto de las revisiones extraordinarias en tres de ellas. 

 El Real Decreto-incluido en las medidas anticrisis para responder a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania, articula un mecanismo para contener al 4% el aumento de las tarifas de 2023, que soportan los usuarios en las autopistas AP-51, AP-61, AP-53, AP-66, AP-7 Alicante-Cartagena, AP-7 Málaga-Guadiaro, AP-68 y AP-71, AP-9, AP-6 y AP-46.

Por ello, el Gobierno ha decidido congelar los peajes de las autopistas que gestiona SEITT, que por problemas financieros revirtieron al Estado.

El Ministerio de Transportes subvencionará entre 2023 y 2026 parte de los ingresos que las concesionarias dejaran de percibir el año que viene por la contención del incremento de los peajes.

En concreto, se habilita una línea de 23,3 millones de euros para financiar la reducción del incremento de las tarifas en 2023 y se establece la obligación de que la Administración General del Estado dote las partidas necesarias para mitigar parcialmente la subida entre 2024 y 2026 para que esta sea escalonada.

La subida de tarifas es acumulativa y estaba que en este 2023 subieran en torno al 8,38% por la inflación. 

En el caso de la AP-7 Alicante-Cartagena, además de la revisión ordinaria por el IPC, se debe aplicar un incremento extraordinario en las tarifas del 1% para devolver un préstamo participativo que le hizo el Estado para pagar las expropiaciones, por lo que, sin medidas, subirían el 9,46%. Aún así, se ha aprobado que la subida del año que viene sea también del 4%, por lo que el incremento ordinario se limita al 3%, aumentado la compensación asociada, a la que se suma el 1% de la extraordinaria.

La AP-46 Alto de Las Pedrizas-Málaga y la AP-9 Autopista del Atlántico también deben aplicar una revisión extraordinaria de la tarifa para generar fondos con los que compensar las obras realizadas para mejorar las infraestructuras y que implicaron modificar las condiciones de las concesiones.

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?