Sánchez: "la desconfianza con Unidas Podemos es recíproca"

Redacción CMM

Pedro Sánchez acude al Palacio de Marivent, en Palma de Mallorca, para el habitual despacho de verano con el monarca Felipe VI. En este encuentro, ambos han coincidido en que no quieren una repetición de elecciones, ni los españoles tampoco. Así, el presidente del Gobierno se ha comprometido a seguir trabajando para llegar a un acuerdo y evitar los comicios. Además, tras las negociaciones fallidas entre el PSOE y Unidas Podemos, Sánchez ha reconocido que la "desconfianza es recíproca".

El jefe del Ejecutivo ha dejado claro que no habrá Gobierno de coalición con Unidas Podemos porque lo rechazaron previamente, solo podrá haber "un acuerdo de investidura o de legislatura", es decir, lo único que se podría dar sería una fórmula como la que existe en Portugal.

Esta ha sido la primera reunión del presidente en funciones con el Rey desde que este último manifestara que lo mejor sería encontrar una solución, antes de convocar unas nuevas elecciones. Además, Sánchez tiene la intención de iniciar una nueva ronda de contactos con los demás partidos, con el objetivo de conseguir el apoyo de la formación morada para que haya "un gobierno progresista que no dependa del independentismo". Por ello también ha pedido la abstención de PP y Ciudadanos, y que no bloqueen lo que ha calificado como "la única solución de gobierno viable".

Comunidades Autónomas y Ayuntamientos

Sin embargo, también ha hablado de sobre el déficit de las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos, y ha asegurado que necesitan "certidumbre y predictibilidad" en relación "a los objetivos de déficit de deuda pública y a los ingresos públicos". A este respecto, Sánchez se ha comprometido a abordar una reforma para solucionar el problema cuando haya Gobierno. Hace sólo unas horas, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, había hecho referencia, precisamente, a la "urgencia" en solucionar los problemas de la financiación autonómica:

En la rueda de prensa posterior a la reunión con el monarca, el presidente del Gobierno ha restado importancia a la "moderación" del ritmo económico, pero también ha destacado que son necesarias "algunas transformaciones y reformas" para crear empleo. Y ha asegurado que la tasa de crecimiento de España para el próximo año será de 2,3%, es decir, superior a la media europea.

AGENCIAS/CMM

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?