UNIÓN EUROPEA

La UE acuerda un tope de gas de 180 euros el megavatio-hora

El acuerdo sale adelante con el voto en contra de Hungría, las abstenciones de Países Bajos y Austria y los votos a favor del resto de Estados miembros.

archivo

Redacción CMM

Los países de la Unión Europea llegaron hoy a un acuerdo para establecer un tope de precio a las importaciones de gas en 180 euros el megavatio-hora (MWh) en las transacciones vinculadas a índice TTF de Ámsterdam. Quedarán excluidas las operaciones fuera de mercado (OTC), las bolsas diarias y el mercado intradía.

El acuerdo ha salido adelante con el voto en contra de Hungría, las abstenciones de Países Bajos y Austria y los votos a favor del resto de Estados miembros en una negociación desarrollada en el duodécimo consejo de ministros de Energía del año.

La vicepresidenta del Gobierno español, Teresa Ribera, ha celebrado que los países de la UE hayan llegado "¡por fin!" a un acuerdo para establecer un tope al precio del gas en los contratos mayoristas.

"¡Por fin! Acabamos de llegar a un acuerdo para establecer un mecanismo que facilite una corrección de precios del gas natural si estos se disparan de nuevo", dijo a través de su cuenta de Twitter la también ministra española para la Transición Ecológica.

El pacto prevé un tope de 180 euros el megavatio-hora (MWh) en los contratos vinculados al índice TTF de Ámsterdam, con una diferencia de precio de al menos 35 euros por encima del precio medio del gas natural licuado en los mercados internacionales durante tres días consecutivos, informaron fuentes diplomáticas.

Según señala la ministra en su cuenta de Twitter, el acuerdo se va a aplicar a partir del 15 de febrero de 2023 y añade que "su eficacia y la necesidad de ampliarlo o modularlo serán evaluados por la COM, ESMA y ACER y podrá suspenderse su aplicación en determinadas circunstancias".

El acuerdo contiene también distintas salvaguardas para poder desactivar el techo de precio en caso de que hubiera problemas de suministro, entre otros ajustes sobre borradores anteriores.

La Agencia de Cooperación de los Reguladores Energéticos (ACER) vigilará el funcionamiento de los mercados e indicará si se reúnen las condiciones para activar el tope.

Una vez activado, se aplicará "durante al menos 20 días" y, si el umbral "dinámico" cae por debajo de los 180 euros, se desactivará automáticamente. "También se desactivará automáticamente, en cualquier momento, si la Comisión Europea declara una emergencia regional o de la UE", añadió el Consejo.

En ambos casos, sería ACER quien desactivaría el mecanismo, que también dejaría de funcionar si la Comisión Europea identifica "riesgos para la seguridad del suministro energético, la estabilidad financiera, los flujos de gas dentro de la UE o riesgos de aumento de la demanda de gas", circunstancias que preocupaban a Alemania, muy reacia a aceptar el tope.

Otra salvaguarda del pacto es que el mecanismo dejará de funcionar "si la demanda de gas aumenta un 15 % en un mes o un 10 % en dos meses, las importaciones de GNL disminuyen significativamente o el volumen negociado en el TTF cae significativamente en comparación con el mismo período hace un año", agregó el Consejo.

Antes del 1 de noviembre de 2023, la Comisión llevará a cabo una revisión del reglamento a la vista de la situación general del suministro de gas y, sobre la base de dicho informe, podrá proponer la prórroga de su vigencia.

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?