Variotinto

  • Recomendado para todos los públicos
  • Disponibles subtítulos para personas sordas

SÁBADOS A LAS 12:00

En esta nueva temporada, el Quijote es nuestro protagonista y forma parte inseparable de nuestras rutas enoturísticas, con la incorporación de bodegas bicentenarias  y otras menos históricas, pero no por ello menos importantes, en un claro intento de rendir homenaje a las familias que durante generaciones han trabajado para que la Cultura del Vino adquiriera la importancia de la que hoy goza.

Recorremos el mar de viñas de La Mancha para detenernos en sus puertos culinarios y reinterpretar la cocina del Quijote, que ha sobrevivido a más de 400 años de historia.

Variotinto busca en todos los Caminos de la Cultura del Vino a los jóvenes que han resistido al canto de sirenas de las grandes urbes y han apostado por sus pueblos, desarrollando interesantes emprendidurías que fijan población y crean riqueza en las zonas rurales, comarcas muchas de ellas dependientes del cultivo de la vid y de la crianza del vino.


La cocina del Quijote actualizada

Último programa de esta décima temporada. Por ello, hemos querido aprovechar el privilegio que supone contar con dos Ciudades Patrimonio de la Humanidad: Toledo y Cuenca, que lejos de rivalizar entre ellas se complementan. Mientras que la Ciudad de las Tres Culturas aporta patrimonio y ancestral historia, su hermana, la Ciudad de las Casas Colgadas, presenta una orografía apabullante de una belleza sin igual. Ambas representan, además, la nueva cocina castellanomanchega, con grandes chefs y una rica despensa kilómetro cero.

Una Raíz Culinaria que nadie como la consejera del ramo, Patricia Franco, para poner en valor y destacar la importancia del turismo de interior, con la gastronomía como uno de los pilares donde se sustenta el cada día más atractivo mundo rural, alejado del sol y la playa, y que cuenta con un vasto patrimonio arquitectónico y natural.

De ahí que decidiéramos sacar a los cocineros fuera de sus fogones y localizar exteriores que nos hablaran de la ciudad, de sus encantos y de los recuerdos que emanan sus plazas, callejuelas y esquinas, además de buscar nexos entre la cocina y el arte, porque no podemos olvidar que la elaboración de un plato reinterpretando el recetario cervantino es todo un arte culinario.

Es evidente que el vino no podía falta en nuestro camino. Como bodegas representativas invitamos a Canopy, en Toledo y a Pago Calzadilla, en Cuenca, para asomarnos juntos a esos miradores extraordinarios que vigilan la ciudad desde el más puro hedonismo, como el vino: excelso disfrute.

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad