La AECC propone 5 sitios libres de humo en CLM, entre ellos las Lagunas de Ruidera (Ciudad Real) o la plaza de Zocodover (Toledo)

Daniel Urda Banegas

La Asociación Española contra el Cáncer (AECC) ha elegido 44 espacios emblemáticos para exigir un endurecimiento de la ley antitabaco que libere del humo a la población, sobre todo a los menores.

Con este fin, y a las puertas del Día Mundial contra el Tabaco que se celebra el próximo 31 de mayo, la AECC ha comenzado hoy a recabar firmas en estos lugares, que presentará después a los Ayuntamientos y que servirán, además, para emplazar al Gobierno a que acelere los plazos, de modo que la reforma de la normativa que está preparando esté en trámite parlamentario antes de que acabe 2022.

En casi el 100% de los espacios públicos donde hay menores hay restos de humo de tabaco perjudiciales para la salud. Un ejemplo serían las terrazas, en el 95% de ellas hay restos de este humo nocivo #YoElijoNoFumar Firma ?https://t.co/ofjivgAO1U

44 espacios emblemáticos "libres" de humo

Entre estos espacios que se pretenden "liberar" de humo, encontramos cinco en Castilla-La Mancha:

  • Las Lagunas de Ruidera, en Ciudad Real
  • El Parque de Aberlardo Sánchez, en Albacete
  • El Torreón de Alvar Fáñez de Minaya y jardines, en Guadalajara
  • La Plaza de Zocodover, en Toledo
  • El Parque de San Julián, en Cuenca

En el resto de España destacarían otros espacios tan emblemáticos como El Retiro en Madrid, la Plaza Mayor de Salamanca, los jardines de Viveros en Valencia, la calle Larios en Málaga, la plaza de Santa María en Jaén, la muralla de Ávila, las playas de Gijón, el parque de la Ciutadella en Barcelona, el Espolón de Logroño o los jardines del Alcázar en Segovia "podrían verse libres de humo de tabaco con el apoyo social", sostiene la asociación.

Porque, al contrario de lo que percibe la ciudadanía, "el humo no se esfuma al aire libre": según los datos que maneja, en el 95 % de las terrazas hay sustancias nocivas del tabaco, lo mismo ocurre en el 46 % de los accesos a los centros escolares o en el 43 % de los parques infantiles. Una colilla apagada continúa desprendiendo un 14 % de nicotina durante al menos 24 horas.

En este contexto, más del 70 % de los menores está expuesto al humo ambiental y, de ellos, un 43 % lo está en espacios públicos, ya que 9 de cada 10 fumadores fuma delante de ellos.

El 72% de los menores están expuestos al humo del tabaco, el 43% de ellos en espacios al aire libre donde inhalan más de 70 sustancias cancerígenas, lo que multiplica el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón en la edad adulta #YoElijoNoFumar pic.twitter.com/4V40pohhHG

Y eso tiene consecuencias, avisa la AECC, desde las más obvias, como que multiplican las posibilidades de que desarrollen un cáncer de pulmón en edad adulta, a otras más desconocidas, como que en el corto plazo tienen un 50 % más otitis, un 30 % más de infecciones respiratorias y un 20 % más de crisis asmáticas.

Ampliar los espacios libres de humo, recuerda, es "proteger su derecho a no enfermar y desnormalizar el consumo de tabaco, la segunda sustancia tóxica más consumida entre los 14 y los 18 años".

"Lo tenemos tan normalizado que incluso este producto cancerígeno es parte de la cesta de la compra del IPC. Modificar esta situación pasa, entre otras medidas, por ampliar los espacios libres de humo y que en terrazas, playas o piscinas nadie se vea obligado a respirar humo de tabaco", ha concluido el presidente de la AECC, Ramón Reyes. EFE

El 85 % de españoles quiere una ley más estricta sobre los espacios sin humo

Según se desprende de la encuesta anual de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), el 85 % de los españoles quiere que se regule de manera más restrictiva el consumo de tabaco y un 72% prohibiría fumar en las terrazas de bares y restaurantes, uno de los espacios de ocio más frecuentados a raíz de la covid.

Los resultados de esta encuesta constatan que actualmente se da el "clima social idóneo" para que se regulen de manera más rigurosa los espacios relacionados con el consumo de tabaco, según la presidenta de la semFYC.

"Si la covid continúa siendo un problema de salud pública, no se puede dejar de lado el enemigo número uno que supone el tabaco", ha señalado en rueda de prensa la presidenta de la semFYC, que ha recordado que en España cada año 52.000 personas mueren de manera prematura por el consumo de tabaco.

Una cifra "nada desdeñable", según Fernández, y más teniendo en cuenta que la pandemia causó la muerte de 79.620 personas el año pasado.

Dejar de fumar es un primer paso para invertir en tu ?corazón y en tu cuenta corriente:

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?