Desmantelan una plantación de marihuana oculta tras muros de pladur en Olías del Rey (Toledo)

TABIQUE INSTALACION

Elena Garcia Fermosel

La Policía Nacional ha desmantelado en Olías del Rey (Toledo) un cultivo ilegal de marihuana compuesto por 1.100 plantas, con capacidad para producir alrededor de 165 kilos de sustancia estupefaciente en cada cosecha, y ha detenido a dos hombres de 31 y 57 años.

La plantación se encontraba en una nave industrial, oculta tras unos muros de pladur, lo que dificultaba su localización, ha informado este jueves la Policía.

A principios del mes de mayo, se recibió en la Comisaría de la Policía Nacional información relativa a la posible existencia de un cultivo ilegal de marihuana que se habría instalado en la localidad de Olías del Rey, y la investigación policial logró situar el lugar exacto.

Parecía una nave industrial empleada para almacenar mercancías

Los detenidos aparentaban utilizar la nave a modo de almacén de mercancías, cuando en realidad habían habilitado gran parte del recinto para el cultivo del estupefaciente, lo que les permitía obtener cosechas de 165 kilogramos, aproximadamente.

Los arrestados han pasado a disposición judicial como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

Otros cinco detenidos y desmantelados 4 cultivos de marihuana en varios pueblos de Toledo

La Guardia Civil ha detenido a cinco personas, de entre 24 y 43 años, y ha desmantelado cuatro cultivos intensivos de marihuana, cuya infraestructura está valorada en más de 50.000 euros, situados en viviendas de las localidades toledanas de Sonseca, Layos y Nambroca, de donde se han intervenido 2.454 plantas.

El Equipo de Investigación ROCA de la Guardia Civil de Mora (Toledo) inició una investigación sobre el posible cultivo de marihuana en localidades de su demarcación, encuadrada dentro del Plan Operativo establecido por este Cuerpo para dar respuesta policial al tráfico minorista y consumo de drogas en zonas y lugares de ocio.

Esta investigación llevó a los agentes a confirmar, después de numerosos servicios de vigilancias e identificaciones, la existencia de varios cultivos de alto rendimiento ubicados en viviendas de las localidades de Layos, Sonseca y Nambroca, donde sus moradores no estarían relacionados entre sí, lo que dio origen a la operación 'Mercaport'.

La Guardia Civil comprobó que dos de estas viviendas, ubicadas en Sonseca y Nambroca, estaban ocupadas ilegalmente y que en cada una ellas residían un hombre y una mujer acompañados de sus respectivos hijos; mientras que las otras dos se encontraban en régimen de alquiler a cargo de un mismo hombre, situadas en Layos y nuevamente en Nambroca.

Entre abril y mayo se realizaron registros en estas vivienda, con el apoyo del Servicio Cinológico y la USECIC de la Comandancia de Toledo, y se desmontaron cuatro instalaciones indoor de marihuana dispuestas en las zonas correspondientes a garajes o buhardillas, cuya infraestructura está valorada en más de 50.000 euros, de donde se incautaron un total de 2.454 plantas.

También se confirmó, con personal cualificado de empresas de electricidad, que en las cuatro propiedades existía defraudación del fluido eléctrico.

Los detenidos, tres hombres y dos mujeres, por delitos contra la salud pública de cultivo o elaboración de estupefacientes y defraudación de fluido eléctrico han pasado a disposición de los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción correspondientes de Toledo y Orgaz. EFE

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?