SUCESO

Detenido por cultivar marihuana en Cuenca y exportarla a países europeos

Se sospecha que es miembro de una organización criminal de carácter internacional

La plantación contaba con más de 600 plantas de marihuana

La plantación contaba con más de 600 plantas de marihuanaPOLICÍA NACIONAL

Redacción CMM

Un hombre, de nacionalidad albanesa, ha sido detenido en una vivienda unifamiliar de Cuenca por cultivar marihuana. Tenía más de 600 plantas y se sospecha que es miembro de una organización criminal de carácter internacional que exportaba la droga a países europeos.

Según informa la Policía Nacional, al detenido se le considera presunto autor de un delito de tráfico de drogas tras haberse encontrado un cultivo de "Cannabis Sativa" en el interior de una vivienda unifamiliar situada en una urbanización residencial próxima a la capital conquense.

Tras varias semanas de trabajo conjunto, agentes de la Policía Nacional de las Comisarías de Cuenca y Toledo localizaron el inmueble que la organización estaba utilizando para el cultivo ilegal de marihuana, por lo que se estableció un operativo policial con el objetivo desmantelarla y detener a los moradores de la vivienda.

637 plantas de cannabis

Una vez en el interior, los investigadores pudieron corroborar la existencia de un importante cultivo "indoor" hidropónico de marihuana, con 637 plantas de cannabis en plena floración y a pocos días de su recolección.

La infraestructura que la organización había preparado en el interior de la vivienda para crear las condiciones óptimas de desarrollo de las plantas disponía de un complejo sistema de riego utilizando disoluciones acuosas perfectamente preparadas, un sistema de iluminación, calorífico y de ventilación muy desarrollado, con lo que lograban acortar los ciclos de desarrollo de las plantas para así generar hasta cuatro cosechas al año de alta calidad.

La plantación contaba con un sistema avanzado de riego.

La plantación contaba con un sistema avanzado de riego.POLICÍA NACIONAL

Además del tráfico de drogas, se le ha imputado el delito de pertenencia a organización criminal y defraudación de fluido eléctrico, ya que para poner en marcha esta compleja infraestructura precisaban de un "desmesurado consumo eléctrico, que suele superar los 20.000 euros mensuales, suministro que consiguen a través de enganches ilegales a la red eléctrica".

La investigación sigue abierta para identificar y detener al resto de miembros de la red, y desmantelar la organización. EFE

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?