SUCESO ALBACETE

Dos detenidos por cultivo de marihuana y defraudar 16.000 euros de electricidad en Tobarra

La Guardia Civil ha incautado cerca de 300 plantas lo que deja fuera del tráfico de drogas nueve mil dosis

La Guardia Civil ha incautado cerca de 300 plantas en Tobarra

La Guardia Civil ha incautado cerca de 300 plantas en TobarraGuardia Civil

Noticias CMM

La Guardia Civil de Tobarra ha detenido a dos vecinos de Hellín, de 52 y 62 años de edad, como presuntos autores de un delito contra la salud pública, por cultivo y/o elaboración de drogas, además de otro de defraudación de fluido eléctrico. Hasta 16.000 euros en electricidad llegaron a defraudar para mantener el cultivo "indoor" de marihuana.

Las investigaciones comenzaron meses atrás cuando los agentes del Cuerpo tuvieron conocimiento de la existencia de un posible centro de producción y germinación de marihuana, de los conocidos como indoor, en una vivienda de una pedanía de Tobarra.

Los servicios operativos realizados por la Guardia Civil permitieron localizar la vivienda, supuestamente utilizada para el cultivo de la droga, situada en la pedanía tobarreña de Los Mardos, que era visitada frecuentemente por estas dos personas.

Efectos intervenidos en Tobarra

Tobarra

Parte de los objetos incautados por la Guardia Civil en Tobarra.Guardia Civil

Tras la detención de estas personas, y con las pruebas recabadas con anterioridad, la Guardia Civil realizó un registro en la propiedad sobre la que se habían centrado las investigaciones, donde se intervinieron los siguientes efectos:

• 293 plantas de cannabis sativa, en diferentes fases de crecimiento y floración, que arrojaron un peso de 48 kilos.

• Numerosas lámparas, ventiladores, aparatos de aire acondicionados, etc.

• También se han intervenido diferentes útiles y elementos utilizados en el cultivo de la sustancia vegetal (fontanería, alumbrado o refrigeración).

9.000 dosis fuera del tráfico de drogas

La vivienda utilizada para el cultivo de la marihuana contaba con sistemas de riego, ventilación, refrigeración, iluminación, además de controles de temperatura y humedad permanentes, que aceleraban el crecimiento de la planta de cannabis sativa, aumentando su producción y rendimiento.

Con las plantas intervenida se podrían haber elaborado unas 9.000 dosis, después de sufrir los procesos necesarios, impidiendo que dicha sustancia pudiera ser destinada al tráfico de drogas, principalmente en la comarca hellinera.

Así mismo, durante el registro se observó como la vivienda contaba con un “enganche ilegal” de suministro eléctrico, para de este modo abastecer a la plantación de luminosidad y refrigeración casi permanente, sin tener que abonar los elevados costes que supondría su contratación legal, que según las estimaciones de la compañía eléctrica pudieran ascender a casi 16.000 euros.

Las diligencias instruidas por efectivos del Equipo de Investigación de la Benemérita tobarreña, junto con las personas detenidas por los ilícitos penales investigados, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número tres de Hellín.

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?