García-Page pide audiencia ante el Consejo de Estado por el Plan Hidrológico del Tajo

El presidente de Castilla-La Mancha lo ha solicitado por ser parte interesada en los planes hidrológicos de las cuencas del Tajo, Guadiana, Júcar y Segura

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-PageDavid Esteban

Noticias CMM

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha solicitado mediante una misiva, audiencia ante el Consejo de Estado en relación al Plan Hidrológico que afecta directamente al río Tajo y ante la eventual modificación de las disposiciones contenidas en el documento.

En la solicitud de audiencia, remitida este jueves 5 de enero, y de la que ha informado el Gobierno autonómico en una nota de prensa, el jefe del Ejecutivo regional ha señalado que los Planes Hidrológicos del tercer ciclo de planificación fueron informados favorablemente por el Consejo Nacional del Agua el 29 noviembre del 2022, tras lo que fueron presentados al Consejo de Estado para su dictamen.

El presidente castellanomanchego ha señalado que la comunidad autónoma que preside es parte interesada en los planes hidrológicos de las cuencas intracomunitarias que conforman su geografía, en especial en las del Tajo, Guadiana, Júcar y Segura, y que la eventual “modificación en las disposiciones contenidas en estos planes”, y en concreto en la del Tajo, afectaría a Castilla-La Mancha.

Es por ello por lo que el presidente García-Page ha solicitado la audiencia del Consejo de Estado.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha argumentado que no se pretende que vaya mal la agricultura de otras regiones españolas, por lo que ha pedido moderación a las comunidades autónomas que se sienten atacadas por Castilla-La Mancha, pues ha subrayado que lo único que hace es defender sus derechos.

Asimismo, el Ejecutivo autonómico ha alegado que "no se puede abusar más del Tajo" y que "la realidad del cambio climático obliga a ello, a cambiar las reglas de explotación" del trasvase del Tajo al Segura.

También ha resaltado que el Gobierno de Castilla-La Mancha nunca se ha opuesto a que haya derivaciones para consumo humano, pero ha incidido en que no es permisible que el río Tajo siga perdiendo agua en su cabecera para regar de manera artificial. 

EFE

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?