CAUDAL ECOLÓGICO RÍO TAJO

García-Page recalca que el caudal ecológico del río Tajo es un tema legal, no político

El Tribunal Supremo ha dictado cinco sentencias que exigen la fijación de un caudal ecológico para el río Tajo, ha recordado el presidente regional

Redacción CMM

Satisfacción del presidente regional porque el Consejo de Estado haya aprobado de forma unánime el dictamen sobre los planes de cuenca, que incluye el del río Tajo, en el que recoge la creación de caudales ecológicos que conllevará un recorte del trasvase al río Segura. García-Page ha recalcado que implantar dichos caudales  "no es un tema político, es un tema legal".

El presidente castellanomanchego ha recordado que el Gobierno regional que preside ha recurrido a los tribunales todos los trasvases del Tajo al Segura que se han autorizado. También ha lamentado que solo durante la Legislatura 2011-2015, cuando la comunidad autónoma estuvo presidida por el PP, Castilla-La Mancha dejó de recurrir los trasvases ante los juzgados.

Así, García-Page ha resaltado que la comunidad autónoma ha ido acumulando resoluciones judiciales que le han dado la razón y que el asunto ha llegado hasta el Tribunal Supremo, que en cinco ocasiones ha dictado sentencias que exigen la fijación de un caudal ecológico para el río Tajo.

"Ahora el problema del agua no es que tenga razón Page o el presidente de otra comunidad. Por supuesto que pensamos que teníamos razones, pero no es una decisión caprichosa tomada por una voluntad política", ha defendido el presidente castellanomanchego, que también ha agradecido al actual Gobierno central la "sensibilidad" que no han tenido otros Ejecutivos con el asunto.

"Es un tema de sentido común que, además importa a España. No nos tiene porque enfrentar a la España seca con otra parte de España que también es seca, porque esta no es una España húmeda, también es seca" ha apuntado García-Page.

"No queda más remedio que cumplir las sentencias"

De este modo, ha incidido en que toda vez que el Tribunal Supremo ha dictado cinco sentencias, no se trata de un problema político, sino "estrictamente legal", porque "no queda más remedio que cumplir las sentencias" y ha pedido que "nadie se llame a engaño", aunque ha augurado que la aprobación del plan del Tajo supondrá que reciba insultos desde la zona del Levante.

  

"Son años de constancia, de cabezonería y de argumentos", ha resumido el presidente castellanomanchego, que ha admitido que puede comprender las manifestaciones en contra de los caudales ecológicos del Tajo, ya que supondrán un recorte en las derivaciones al Segura a través del trasvase, pero ha advertido de que "pedir que se incumplan las sentencias del Supremo no tiene sentido".

Tras la aprobación del dictamen sobre los planes de cuenca en el Consejo de Estado, previsiblemente dichos planes de cuenca se aprobarán en Consejo de Ministros el 24 de enero. 

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?