TOLEDO

Incautadas 11 toneladas de droga a una organización criminal dirigida desde Marruecos

La Comandancia de Toledo informa que a los detenidos se les han incautado 11 toneladas de droga, 9.600 kilos de hachís y 1.450 kilos de marihuana.

Noticias CMM

La Guardia Civil y la Office Anti Stupéfiants (OFAST) de la Policía Nacional Francesa han intervenido más de once toneladas de droga a una organización criminal cuyo líder la dirigía desde Marruecos, en una operación en la que han sido detenidas diez personas.

La Comandancia de Toledo ha informado de que a los detenidos (ocho hombres y dos mujeres) se les han incautado once toneladas de droga, 9.600 kilos de hachís y 1.450 kilos de marihuana, que, una vez introducida en el mercado europeo, podría haber alcanzado los 100 millones de euros.

Los agentes les han decomisado ocho armas de fuego, un teléfono satelital, dos máquinas envasadoras de marihuana al vacío, dinero en efectivo, una gran cantidad de teléfonos móviles (la mayoría encriptados) y material informático.

Además de haber confiscado otros siete vehículos de alta gama (dos de ellos con dobles fondos para ocultar la droga), tres raquetas detectoras de balizas, cuatro cámaras de vigilancia camufladas, sistemas de seguimiento GPS, así como nueve cabezas tractoras y nueve semirremolques.

La organización se dedicaba al tráfico internacional de drogas entre Marruecos y España, con otros países europeos como Francia, Italia, Bélgica, Holanda y Rumanía, y su líder tomaba importantes medidas de seguridad para evitar ser detenido.

A los detenidos se les atribuyen los supuestos delitos de tráfico de drogas, blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal, tenencia ilícita de armas y falsificación de documentos.

Operación conjunta

En la operación, denominada 'Transpiloti-Escalada', han participado la Guardia Civil y la OFAST de la Policía Nacional Francesa con el apoyo de Europol y Eurojust.

Se inició en noviembre de 2020, cuando la Guardia Civil en Toledo recibió una Orden Europea de Investigación (OEI), emitida por la Autoridad Judicial francesa con competencia solicitando una investigación en relación con varias aprehensiones de droga en el país galo.

A su vez, la OFAST de la Policía Nacional francesa puso en marcha una investigación en su territorio a raíz de un alijo de más de 1,5 toneladas de marihuana y hachís interceptados en mayo del mismo año.

En la OEI también se hacía mención a otra incautación en 2018 de 2.340 kilos de hachís, relacionados con la misma organización criminal.

A principios de 2021, mientras se realizaban las labores de investigación, se detectó una coincidencia con una investigación en curso llevada a cabo por la Guardia Civil en Málaga, en la que se había incautado, en la provincia de Granada, más de una tonelada de hachís y marihuana presuntamente atribuibles a la misma organización criminal.

En la investigación conjunta entre los dos países, se pudo constatar el alto nivel de complejidad que tenía la organización, ya que se detectaron dos incautaciones de 670 y 918 kilogramos de hachís realizadas por la Gendarmería francesa entre diciembre del 2020 y febrero del 2021 con conexiones con los objetivos investigados, cuyo origen también estaba en el sur de España.

La organización contaba con dos ramas importantes, una de ellas estaba asentada en el sur de España, concretamente, en la provincia de Málaga, cuya labor era la intermediación entre Marruecos, España y Europa, que eran los facilitadores de los cargamentos a los transportistas, que formaban la segunda rama, operando esta desde Toledo y Madrid.

Asimismo, el intercambio de información entre los cuerpos policiales permitió atribuir a la organización otros transportes interceptados de los que aún no se tenía constancia.

Las investigaciones dieron sus frutos cuando la organización decidió retomar la actividad criminal, después de haberla reducido desde finales de abril de 2021, con un transporte de 526 kilos de polen de hachís, que fueron interceptados en la provincia de Valencia en un control efectuado sobre un camión y su semirremolque.

A mediados julio de 2022 se organizó un operativo conjunto entre ambos cuerpos policiales para detener al objetivo principal cuando llegaba al aeropuerto de Málaga, procedente de Marruecos, procediendo posteriormente al resto de detenciones en las provincias de Málaga, Toledo, Madrid y Cuenca en días sucesivos.

En total, se realizaron nueve registros en domicilios de Valdemoro (Madrid), Portillo de Toledo, Novés y Yuncos (Toledo), Mijas, Alhaurín el Grande y Marbella (Málaga), quedando desmantelada la mayor parte de la organización.

La última detención fue a mediados de octubre pasado en Málaga capital, sobre uno de los objetivos principales, cuando pretendía hospedarse en un alojamiento turístico con documentación falsa.

La organización utilizaba cooperativas y sociedades de las que eran titulares para dificultar la labor de los investigadores a la hora de dar con los responsables finales de los transportes utilizados, una tarea que se volvía aún más complicada cuando operaban en otros países debido a las distintas normativas.

Como consecuencia de ello, los agentes están llevando a cabo una investigación patrimonial para esclarecer otros posibles delitos.

EFE

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?