La muerte: un artículo de lujo por el IVA de los productos funerarios

Los productos funerarios tienen un IVA del 21%

funeral

Susana Palomo Gómez

En España existen  7.050 salas para cubrir los 1.120 fallecimientos que se producen al día. Y si su opción es la cremación, puede elegir entre uno de los 380 hornos que hay en nuestro país con capacidad para 1.520 cremaciones al día, listas para atender a las 452 incineraciones diarias que se demandan.

El de la muerte es un negocio al alza, por el perfil de la población, cada vez más envejecida, pero también es muy rentable para el Estado que en 2014 gravó con un IVA del 21% los productos funerarios. Pasaron así del gravamen reducido al general, una subida del 13% , lo que equipara los servicios funerarios a artículos de lujo.

Este dato, para las familias supone unos 500 euros de media en la factura, parece un coste excesivo para el sector que como la Asociación Nacional de Servicios Funerarios( PANASEF) lleva años trabajando con el objetivo de que el sector funerario se considere un servicio esencial básico. Cosa que no ocurre en nuestro país pero sí en otros como Portugal, Italia, Holanda, Irlada, Reino Unido, Suecia, Dinamarca y Finlandia donde no hay que pagare por ellos.

Baste de muestra dos ejemplos. Entre el transporte de pasajeros y del coche funerario el IVA marca la diferencia. No tributan igual. Sale más barato estar vivo que muerto.

Lo mismo ocurre con las estancias. Los hoteles tributan un 10% mientras que las de los tanatorios vuelven a estar en el 21%.

La muerte está considerada en España un producto de lujo. Se trata de todo un negocio: para los ayuntamientos por su capacidad recaudatoria y para las empresas del sector por lo que facturan . Cerca de 1.500 millones de euros al año.

Con estas cifras, se dibujan estas otras. en España hay 1.700 empresas de servicios funerarios, En Castilla-La Mancha cerca de 200, en su mayoría pequeñas y familiares. Por provincias, Cuenca con menor población es la que más apuesta por este negocio, seguida de Toledo, Guadalajara, Albacete y Ciudad Real. Y todo en una industria con mucho futuro para una población cada vez más envejecida.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?