CASTILLA Y LEÓN

Que sí, que no: el rifirrafe entre Vox, PP y Gobierno nacional por las medidas antiabortistas en Castilla y León

Mientras que Vox mantiene el imperativo del nuevo protocolo, PP se desvincula y el Ejecutivo hará "lo necesario" para impedirlas.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, realiza una declaración institucional el día en el que el sistema de salud de Castilla y León estrena su nuevo protocolo de atención a mujeres embarazadas, que incluye medidas como la derivación a los equipos de salud mental de aquellas que lo pidan, una cuarta ecografía en el primer trimestre del embarazo para escuchar el latido del bebe y una ecografía 4D. Mañueco ha corregido este lunes a su vicepresidente, Juan García-Gallardo (Vox), y ha insistido en que las medidas sanitarias para prevenir abortos en esta comunidad no serán obligatorias para los médicos. EFE/Nacho Gallego

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández MañuecoEFE

Redacción CMM

Continúa la polémica por el nuevo protocolo que Castilla y León comunicó este fin de semana sobre las nuevas medidas 'antiabortistas' que se quieren implementar. 

Mientras que el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, de Vox, mantiene que estas nuevas medidas "para incentivar la natalidad" van a ser obligatorios para el servicio sanitario de la comunidad, el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha insistido en que su partido va a garantizar "la libertad" de las mujeres.

Núñez Feijóo ha señalado que el posicionamiento de su vicepresidente Juan García-Gallardo no tiene "interés" porque este partido no tiene competencia en Sanidad. Insiste que quien manda en una comunidad autónoma es el presidente y en Sanidad, el consejero, y "todo lo demás es simplemente un comentario de tertulia y una aproximación a un posicionamiento por parte de un miembro del Gobierno que no tiene ningún interés porque no tiene competencia".

Vox amenaza con "evaluar" el pacto de Gobierno si no se cumple lo acordado

El portavoz del Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha insistido en que su formación evaluará el pacto de Gobierno con el PP en Castilla y León si el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, no cumple con el acuerdo de medidas antiabortistas que afirma que acordaron para apoyar su investidura.

"Se revisarán las condiciones del pacto y actuaremos en consecuencia", ha dicho Espinosa de los Monteros, que ha insistido que ello no significa salir del Ejecutivo castellano leonés, pero sí "reevaluar" el pacto.

El jueves pasado el consejero del PP y el vicepresidente de la Junta hicieron público "un protocolo de latido fetal para todas las mujeres embarazadas que quieran" y para "promover el acceso a una ecografía 4D a las mujeres gestantes" que estaba en el acuerdo de Gobierno.

El portavoz de Vox en el Congreso ha criticado que el PP haya negado estas medidas y ha puntualizado que el presidente de la Junta de Castilla y León "es quien ha quedado desautorizado". Ha lamentado que el PP quiera "consolidar" un giro a la izquierda.

Requerimiento de incompetencia dirigido al Gobierno de la Junta

Tras el anuncio de estas medidas, el Gobierno nacional ha sido muy crítico desde el minuto uno y hoy ha dado un paso más para evitar que el nuevo protocolo antiabortista de Castilla y León entre en vigor. 

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un requerimiento de incompetencia dirigido al Gobierno de la Junta, como paso previo a un conflicto de competencias ante el Tribunal Constitucional. 

El Gobierno ha subrayado que no está dispuesto a permitir "que se retroceda ni un milímetro" en los derechos de las mujeres y se prepara para impulsar "cuantas iniciativas sean necesarias" para impedir la "tropelía" de las medidas antiabortistas.

Aun así, la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, ha dejado claro que las medidas anunciadas por Castilla y León son todavía desconocidas y ha considerado "contradictorias" e "insuficientes" las explicaciones del vicepresidente de la Junta, Juan García Gallardo, y del presidente de la comunidad autónoma, Alfonso Fernández Mañueco, sobre lo que piensan hacer respecto a las mujeres que quieren abortar.

La lectura final que el Gobierno hace de todo este episodio es que se trata de las "consecuencias" de la decisión que en su momento adoptó Feijóo al permitir a la "ultraderecha", ha concluido, acceder a las instituciones pese al llamamiento del Ejecutivo para impedirlo cuando Vox negoció con Mañueco entrar en la Junta de Castilla y León. 

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?