MUNDO

China retirará las cuarentenas para entrar en el país el próximo 8 de enero

Se trata de un paso más para desmantelar la política cero covid del país

El Gobierno chino sigue dando pasos para acabar con la política cero covid.

El Gobierno chino sigue dando pasos para acabar con la política cero covid.EFE

Redacción CMM

La Comisión Nacional de Sanidad de China ha anunciado que retirará el próximo 8 de enero la exigencia de cuarentenas al entrar en el país que llevaba vigente desde marzo de 2020, un decisión que supone un paso más en el desmantelamiento de la política de cero covid.

Las autoridades sanitarias explicaron en su cuenta oficial en la red social Wechat que los pasajeros no tendrán que solicitar un código verde de salud antes de su viaje a China, requisito necesario era necesario hasta ahora, aunque tendrán que presentar una prueba PCR negativa realizada en las 48 horas previas al comienzo de su viaje.

El covid pasa a ser categoría B

La Comisión declaró que la covid dejará de ser una enfermedad de categoría A, el nivel de máximo peligro y para cuya contención se exigen las medidas más severas, para convertirse en una de categoría B, que contempla un control más laxo.

Varios expertos en sanidad de China ha incidido en la necesidad de tomar precauciones ante posibles riesgos por la rebaja de la enfermedad.

El principal temor escenificado por los funcionarios de salud es el del aumento de infecciones por covid y por consiguiente un crecimiento en el número de pacientes que buscan tratamiento médico para superarla.

“Este ajuste podría conducir en un corto período a un rápido aumento en la tasa de infección y un gran crecimiento en la cantidad de pacientes con covid que buscan tratamiento médico”, afirmó Lei Zhenglong, subdirector de la oficina de prevención y control de enfermedades de la Comisión Nacional de Sanidad (NHC, por sus siglas en inglés) en declaraciones recogidas por el diario oficialista Global Times.

El experto asegura que con este brote la infección de trabajadores médicos reducirá el personal sanitario disponible, lo que producirá “una escasez relativa de recursos médicos”.

Una de las soluciones planteada por Lei, además del “uso de mascarillas y mantener una mentalidad positiva”, pasa por la necesidad de “impulsar el suministro de medicamentos” para garantizar a través de varios canales la “gran demanda” por parte de los ciudadanos

La escasez de medicamentos, que provocaron el aumento de precios de hasta el 300 % en algunos de estos, ha demostrado ser uno de los principales problemas a los que se ha enfrentado el país asiático en las últimas semanas según distintos reportes de los medios de comunicación.

Para ello, la NHC instó a las instituciones sanitarias a disponer de una proporción de recursos médicos del 15 al 20 % de la población a la que atienden y pidió que aumenten sus reservas en áreas densamente pobladas.

Asimismo, las autoridades recomiendan a los empleados infectados en sectores claves que no trabajen, o en caso de no poder evitarlo, reduzcan el contacto con otras personas.

Por su parte, el jefe del centro de emergencias de control de enfermedades de China, Li Qun, afirmó que el gigante asiático “seguirá de cerca la situación internacional y nacional” de la pandemia a la vez que monitoreará y analizará las mutaciones del virus para “optimizar las políticas y medidas de prevención y control de epidemias”.

El Gobierno chino aseguró a principios de este mes que se daban las "condiciones" para que el país ajustara sus medidas ante una "nueva situación" en la que el virus provoca menos muertes.

La relajación de las restricciones ha traído consigo este mes una oleada de contagios que algunas provincias cifran en millones diarios ante la falta de datos a nivel nacional después de que la Comisión dejase el fin de semana de facilitar el parte diario de infecciones.

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?