Los niños tardan más tiempo en eliminar el coronavirus, según un estudio de pediatras de EE.UU.

018dab90b078588744faea8085bee9f0019382a7w

Susana Palomo Gómez

El coronavirus vive más tiempo en los niños. En los de entre seis y 15 años tardan 25,5 días de media en eliminar el coronavirus de la sangre, en comparación con los pacientes de 16 a 22 años cuyo periodo de eliminación es de 18 días, de media.

En el caso de las niñas coexisten virus y anticuerpos de la enfermedad hasta 44 días. Es decir, que en los niños, de media, hay más de un mes de diferencia entre el positivo y negativo en una PCR que detecta el virus cuando se reproduce y por tanto, cuando es potencialmente contagioso.

Esto es lo que ha comprobado un estudio del Hospital Nacional de Niños de EE. UU. publicado este jueves en la revista Journal of Pediatrics. Un descubrimiento que no nos debe llevar a alarmismo, como nos apunta Jorge Laborda, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular y Profesor de Inmunología de la UCLM.

Laborda, consultado por CMM Digital, asegura que pese a lo llamativo de este informe, es normal que en un periodo más o menos largo de la evolución de la enfermedad convivan anticuerpos y virus. Esto dependerá de las características genéticas e inmunitarias de cada persona o en este caso, niños. Los anticuerpos tardan en eliminar al virus que aunque pueda permanecer semanas en el organismo (en niveles como para ser detectado por PCR), no implica que sea contagioso durante todo ese tiempo.

"Es inevitable que el virus llegue a nuestras casas"

Aun así con el coronavirus hay pocas certezas aún. Sí lo son que las mascarillas, lavado de manos, ventilación y sobre todo, la distancia social se han demostrado las mejores armas hasta ahora para prevenir los contagios, por lo que este experto recomienda a los padres que tanto los niños que den positivo y los que estén en cuarentena por prevención, deberían estar el máximo tiempo posible aislados.

Jorge Laborda piensa al igual que otros expertos, pese a lo descorazonador que suene, que es inevitable que el coronavirus llegue a nuestras casas porque el virus es "astuto" y de una gran " plasticidad" y nuestra sociedad está basada en la interacción de la que saca partido este nuevo coronavirus. Por ello, cree que, por desgracia, hay una alta probabilidad de que consigamos la llamada inmunidad de rebaño antes de que llegue la vacuna, que sería la forma menos costosa (en vidas) de conseguir superar este virus.

Hasta entonces continúan las investigaciones para conseguir la vacuna y poder conocer mejor al coronavirus. La próxima fase del estudio pediátrico estadounidense será probar si el virus que está presente junto con los anticuerpos puede ser transmitido a otras personas.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?