CUENCA DEL TAJO

Castilla-La Mancha, pendiente del dictamen del Consejo de Estado sobre el plan del Tajo

El Gobierno de Castilla-la Mancha confía en que la decisión incluya la modificación de los caudales ecológicos del trasvase Tajo-Segura

Imagen del río Tajo en Guadalajara

Imagen del río Tajo en GuadalajaraCMM

Susana Palomo Gómez

Castilla-La Mancha, pendiente del dictamen del Consejo de Estado que evalúa los planes de cuenca, entre ellos, el del río Tajo.

En este sentido el presidente de Castilla-La Mancha ha señalado que  “las leyes hay que cumplirlas, la ley del agua hay que cumplirla también”, ha asegurado en la inauguración de la nueva residencia "Los Olmos" en Guadalajara. 

Ha lamentado que el Tajo sea el único río de Europa “que no tenga un caudal legal mínimo ecológico para que se llame río en vez de atarjea” y por eso, el Gobierno regional espera que con el dictamen del Consejo de Estado no haya sorpresas y se respete la legalidad.

El Gobierno de Castilla-la Mancha se muestra confiado en que el Consejo de Estado emita una respuesta "favorable a la propuesta del Ministerio de Transición Ecológica, para que el Consejo de Ministros apruebe definitivamente los correspondientes decretos para ratificar esos planes" ha señalado el vicepresidente castellanomanchego, José Luis Martínez Guijarro. 

Apunta que la propuesta del Ministerio es "absolutamente razonable", porque "lo que no era aceptable era que el Tajo fuera el único río de España cuyo plan no tuviera regulado un caudal mínimo, un caudal ecológico".

Martínez Guijarro ha concluido que, de ser así, sería "un paso de gigante en la lucha que Castilla-La Mancha ha dado por el Tajo desde hace muchos años. 

Por su parte, el presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha lamentado hoy que desde que se firmó el pacto regional por el agua hace dos años, "lo único que hay claro en materia de agua es que nuestros agricultores y ganaderos no tienen más agua", por lo que ha pedido al jefe del Ejecutivo regional, Emiliano García-Page, que entregue ese documento al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

"En dos años, Page ha sido incapaz de entregar a Sánchez el pacto regional por el agua", por lo que espera que el presidente autonómico se "tome en serio la política hídrica de la región y defienda a capa y espada un pacto que firmamos con regantes, con pueblos ribereños y con el conjunto de entidades hídricas de la región para blindar la posición de Castilla-La Mancha en el futuro pacto nacional por el agua".

Para Núñez, "lo beneficioso para Castilla-La Mancha es el pacto regional por el agua y todo lo que no sea respetarlo, es incumplir la palabra dada y lo firmado", ha asegurado.

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?