La Feria de Albacete ha recibido 2,5 millones de visitantes, 300.000 menos por mal tiempo

Llega el momento de hacer balance de la Feria de Albacete, que ha contado con menos visitantes que en 2018 debido al mal tiempo. 2,5 millones de personas han disfrutado de las actividades.  En esta Feria, además, se ha conseguido una reducción de las atenciones sanitarias por exceso de alcohol y drogas.

La Feria de Albacete ha recibido 2,5 millones de visitantes, 300.000 personas menos que el año pasado. Unas cifras, que el alcalde de la ciudad, Vicente Casañ, califica como “un éxito”, teniendo en cuenta el temporal de lluvia. El mal tiempo ha obligado a activar el Plan de Emergencias durante tres días, “con rachas de viento de hasta 40 nudos que se registraron el jueves 12” y que obligaron a tener cerrados los parques, lugares donde estaba prevista buena parte de la programación.  La DANA también obligó a suspender el concierto de Sweet California, ya que el escenario estaba descubierto.

Feria de Albacete

El alcalde de la ciudad destaca que uno de los datos de los que están “”especialmente satisfechos”, ha sido “la Feria sin el macrobotellón en la Plaza de Toros“. De las 687  atenciones que se ha producido en este punto durante la Feria, “58 han sido por intoxicaciones etílicas o drogas”, lo que supone un 8,4% del total, “frente al 12% de 2018, cuando se atendieron unas 90 personas” por este motivo.

La prohibición del botellón, y que no se haya aplicado la excepción a la Ordenanza, ha llevado a que “los conatos de botellón no hayan prosperado” según Casañ. Se han puesto 72 actas por botellón, frente a las 15 de 2018.

Ha sido una Feria “tranquila y segura” y los ciudadanos “así lo han percibido”, ha defendido Casañ, que ha destacado el trabajo de los servicios y cuerpos de seguridad y de emergencias. Por parte de la Policía Local, se han registrado 138 atenciones y se han interpuesto “1.708 denuncias, gran parte por vehículos que obstaculizaban vías de emergencia y seguridad”.

Uno de los “principales incidentes”,  ha sido la agresión de un vendedor ambulante a cuatro policías locales y una pelea multitudinaria “con algún menor implicado“. En cuanto a los robos, la policía logró la detención de “una pareja que sustraía móviles” y han realizado un “esfuerzo en atajar la venta ambulante no permitida, con 65 actas levantadas, y buena parte con productos falsificados”.

Cabalgata de Apertura

Casañ ha definido estas fiestas como ” una Feria limpia”, algo que ha agradecido a los 117 trabajadores, 127 en fines de semana. Durante todos estos días, en toda la ciudad se han recogido casi 2,3 millones de residuos, de los que 291.000 kilos han sido en la Feria, casi un 27% menos que en 2018.
El descenso en la cantidad de residuos recogidos lo ha atribuido el alcalde a “tres razones”, un leve descenso de visitantes, que no ha habido macrobotellón y que ha aumentado la recogida selectiva.

Los hosteleros del Recinto Ferial y alrededores han contribuido a este objetivo y se ha avanzado en la labor de separar los desechos, lo que ha dado como resultado la recogida de 67.380 kilos de vidrio y 29.380 kilos de envases.

Los actos más participativos han sido la Cabalgata de Apertura con “unas 120.000 personas” que disfrutaron del desfile, que contó con 12.500 participantes, y otros 25.000  vieron la Batalla de Flores, en la que participaron 15.000 personas, pese a la “desapacible” mañana que hizo. El espectáculo piromusical de fin de Feria fue visto por 6.000 personas y “entre todos los actos musicales, hubo más de 45.000 personas”.

En cuanto a la Feria Taurina, que se suspendió una corrida, ha contado con más de 70.000 espectadores y, si se suman las vaquillas, pese a dos mañanas suspendidas, han sido 116.000 personas las que han pasado por la Plaza de Toros.

 

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad