BÚSQUEDA EN EL ECOPARQUE

La Policía registra dos viviendas en Toledo relacionadas con la desaparición de los menores

Han sido precintadas por la Policía y estarían "okupadas" por familia de la expareja de Fernando, el mayor de los primos desaparecidos

Una de las viviendas registradas por la Policía en el barrio toledano de Santa Bárbara

Una de las viviendas registradas por la Policía dentro de las investigación por la desaparición de los primos.CMM

Redacción CMM

La Policía ha realizado diligencias en dos casas ocupadas de la familia de la exnovia de Fernando, que han huido del edificio, situado en el barrio toledano de Santa Bárbara. Ambos domicilios están precintados policialmente.  Los registros están relacionados con la investigación de los dos primos menores desaparecidos en Carabanchel.

Fuentes cercanas al caso han confirmado a Castilla- La Mancha Media que lo que  busca la policía son posibles restos biológicos de los dos menores de Carabanchel, aunque por ahora no ha trascendido nada del resultado de los registros.

Vecinos del mismo bloque ocupado han confirmado a CMM que este jueves agentes de policía registraron estas dos viviendas.

Las diligencias continúan mientras la familia de Ángel, Ángel Fernández, el niño de 11 años está a la espera de que la Policía Nacional les confirme cuanto antes si los restos humanos hallados este miércoles en el vertedero son los del pequeño.

Familia de los menores piden que declaren como protegidos varios testigos

Los parientes y entorno de los menores creen que hay otras personas relacionadas con la desaparición de los menores y por eso han contratado recientemente a un detective privado y una radar térmico para la búsqueda. También han contratado un perito forense que participó en el caso de los hijos de José Bretón en Córdoba.

Las familias de Ángel y Fernando han preparado un escrito dirigido al juez de Toledo que instruye el caso para solicitar la declaración de varios testigos en calidad de protegidos cuyos testimonios podrían ayudar a resolver un posible crimen de los menores en la capital castellanomanchega.

Así lo ha confirmado uno de los portavoces de las familias y presidente de la Sociedad Gitana Española, Sinaí Giménez, donde también ha exigido que “el Gobierno incorpore todos los medios humanos posibles” para acelerar las labores de rastreo en el Ecoparque de Toledo.

En concreto, los agentes encontraron un pie en la zona acotada, de unas 10.000 toneladas de residuos. Los restos fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de la capital toledana, donde se espera que se coteje el ADN con el de los familiares de Ángel para confirmar si se trata del cuerpo del pequeño de 11 años.

Todas las hipótesis abiertas

La investigación por la desaparición de ambos primos y la ya confirmada muerte de Fernando, de 17 años, mantiene abiertas varias hipótesis. La Policía baraja que los menores pudieran haber sufrido una muerte accidental al resguardarse del frío en un contenedor, ya que el cadáver de Fernando, al que se le practicó la correspondiente autopsia, no reveló signos de violencia y adelantó que la causa de su fuerte fue la asfixia no mecánica o manual.

Sin embargo, Sinaí Giménez ha reiterado que las familias de los menores “descartan” dicha tesis. “Existen pruebas, vídeos y audios que apuntan hacia otro camino”, ha remarcado en referencia a las informaciones que supuestamente tienen en su poder varias personas que estarían dispuestas a declarar en la causa como testigos protegidos.

También ha reclamado que la investigación se centre en las inmediaciones del centro comercial de Toledo en el que, a través de las cámaras de seguridad, se tuvo pista de Ángel y Fernando horas después de su desaparición, el pasado día de 10 diciembre: "Como en otros casos, como el de Diana Quer, que analicen los móviles en un radio determinado".

Preguntado por la salida de Toledo de la familia de la expareja con la que Fernando pretendía encontrarse junto a su primo, ha asegurado que "no han huido por miedo", sino porque "la Policía les precintó las dos casas" en el marco las pesquisas.

La delegada del gobierno en Madrid ha insistido en que Ángel y Fernando desparecieron voluntariamnente. La principal hipótesis sigue siendo que se trató de un accidente.

Las familias de Ángel y Fernando han denunciado ante el Defensor del Pueblo el "hermetismo" y la "falta de información veraz" procedente de la Policía, lo que provoca a los padres un "tremendo sufrimiento y daño psicológico".

En un escrito dirigido a dicha institución pública, la Sociedad Gitana Española, que colabora con las familias en el caso, asegura que, tras encontrarse restos humanos en el Ecoparque de Toledo el pasado miércoles, unos agentes les comunicaron que pertenecían a Ángel "al 90 por ciento", a la espera de los resultados del cotejo de ADN.

"Hemos preguntado por ello a la Policía Nacional de Madrid, a la de Toledo, al Instituto Anatómico Forense y al propio Juzgado de Toledo, y nadie sabe absolutamente nada ni pueden confirmar que los restos encontrados pertenecen al niño Ángel, o simplemente no quieren dar información de ningún tipo", reclaman.

Así las cosas, rechazan la "total descoordinación" en el caso e insisten en que la investigación pase a manos de la UDEV Central en Madrid

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?